Síguenos en

Wikipedia

Patriotismo (de patriota > del francés patriote > del latín patriota > del griego patriotes, patris + otes, perteneciente a la tierra del padre), pensamiento que vincula a un ser humano con su patria.

Es el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos.

Es el equivalente colectivo al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia o cofradía [cita requerida].


El patriotismo difiere del nacionalismo en cuanto a que no necesita de una forma de gobierno para manifestarse, razón por la que el sentimiento patrio se hace presente antes de la existencia de ordenamientos o regímenes jurídicos, políticos, económicos y administrativos de un territorio y perdura si éstos llegasen a desaparecer.

Esta permanencia en el tiempo e independencia de cualquier forma de poder, hacen del patriotismo un valor superior para los habitantes de un territorio, al cual apelan cuando existen crisis internas de ingobernabilidad o de ocupación territorial por parte de otra
nación.


Ejercer y preservar la soberanía y unidad territorial, honrar a los héroes y próceres, cuidar y seguir las normas valóricas que aseguran el bienestar común a los individuos del territorio, son vistos universalmente como valores patrios.


Los detractores del patriotismo ven en éste, una forma de persuasión de las masas, utilizada frecuentemente por políticos y caudillos, no siempre para bien; esto dio lugar a que el doctor Samuel Johnson lo definiera como "el último refugio de los cobardes", confundiéndolo con el sinónimo despectivo patrioterismo.



Génesis del patriotismo en La América Hispana


Los primeros movimientos patriotas aparecen en las colonias americanas después de la invasión de Napoleón a España en 1808.

Napoléon apresó a
Carlos IV y Fernando VII, instalando en el trono a su hermano José Bonaparte.

El pueblo español se levantó en rebelión y en cada pueblo se organizó una
Junta de Gobierno (desaparecido el rey el poder volvía al pueblo).

Las juntas se unieron en un
Consejo de Regencia, que convocó a una Asamblea Nacional o Cortes de Cádiz, en la cual cada región incluyendo las posesiones de América, debían enviar diputados representativos.

Los
criollos, basándose en que el papa había concedido las tierras americanas a los Reyes Católicos y sus sucesores, y no a España o los españoles, se negaron a enviar diputados a Cádiz, y exigieron a través del Cabildo la formación de juntas de gobierno propias.




El patriotismo hoy


Las acciones llamadas patrióticas son acciones que sirven para mostrar el amor que tiene uno hacia su país.

Para algunos, el ejemplo más claro es el de morir en el campo de batalla.

Para otros existen otros ejemplos menos extremos, como desplegar la
bandera nacional, cantar el himno o defender o apoyar al país al que pertenece uno por otros medios.


En países, como Alemania, Chile, Estados Unidos, Francia, Portugal, Perú, el Reino Unido, Rusia o Venezuela, el patriotismo es visto por muchos como un valor importante [cita requerida], por ejemplo, en las escuelas de Estados Unidos, es costumbre que los niños reciten cada día el Juramento de Lealtad a su bandera, de igual manera en Chile los colegios forman a sus alumnos para recitar el Himno Nacional de Chile,etc..

En
España, el 83,5% de los españoles se consideran orgullosos o muy orgullos de serlo, según la encuesta CIS de diciembre de 2005.

Mientras que en
Perú, el 98% de encuestados en Lima y El Callao están orgullosos de ser peruanos.


En muchas partes de Europa, no obstante, mostrar banderas u otros símbolos considerados patrióticos está mal visto por algunas personas que lo consideran jingoista, poco culto e incluso racista.


Las personas que caen en la mitomanía en pro de defender el patriotismo se les denominan chovinistas.


Existen ideologías inversas al patriotismo, con diferentes nombres.

Puede consultarse
Mundialismo o Globalización.