Síguenos en

Un estudio de la Universidad de Oviedo tratará de desvelar los aspectos psicológicos relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

El Comercio. Diario Online. 04/09/2017

 Asturias es la comunidad autónoma con mayor proporción de habitantes con sobrepeso y obesidad. Según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología, el 25,7% de la población -cuatro puntos más que la media nacional- presenta una patología que la Organización Mundial de la Salud ha calificado como la epidemia del siglo XXI. Y esa tasa de prevalencia, señalan los expertos, no deja de crecer.

Tratar de desvelar por qué los asturianos encabezamos esa estadística es una tarea que se han propuesto los profesores de Psicología de la Universidad de Oviedo José María Lerma Cabrera y María Francisca Carvajal Ruiz, que contarán con la colaboración de las dietistas y nutricionistas Agnès Kirchner Vives y Paula Barros Fernández. Los cuatro desarrollarán en los próximos meses un estudio que si algo tiene de particular es que se centrará en los aspectos psicológicos que están relacionados con el sobrepeso y la obesidad. Eso y que, de momento, y ante la ausencia de otras fuentes de financiación, deberán costearlo ellos mismos.

PARA PARTICIPAR

Voluntarios

El único requisito es ser mayor de edad. Los interesados en colaborar en la investigación deben enviar un correo a estudionutricion2017@gmail.com

Pasos. Recibirán un correo con información del estudio científico. Deberán responder a tres breves cuestionarios

dos sobre aspectos psicológicos y uno sobre alimentación. También deberán acudir un día a la consulta de la dietista-nutricionista, en Oviedo, para que les tomen medidas corporales.

Muestra

Se pretende recopilar información de entre 400 y 500 personas, de ambos sexos y cualquier peso y talla.

En la actualidad, explican, se conocen bien los factores biológicos que influyen en la aparición de la enfermedad, como la predisposición genética, las alteraciones metabólicas o la microbiología intestinal. Pero el hecho de que, en lugar de reducirse, los casos de sobrepeso y obesidad fueran a más «nos llevó a pensar que debe haber otro elemento implicado en la patogénesis de esta enfermedad», cuentan los responsables del estudio. «En consulta ves muchos factores, pero siempre te queda la idea de que se te está escapando algo. Que los casos sigan en aumento pese a haber tanta gente intentando solucionarlo significa que algo nos está fallando», apunta Agnès Kirchner.

Se analizarán los datos y respuestas de unas 500 personas, no necesariamente obesasAsturias es la comunidad con mayor número de personas con exceso de peso

 

Un cerebro voraz

De entrada, se cree que uno de los aspectos psicológicos que pueden estar mediando en la patogénesis del sobrepeso y la obesidad en la población adulta es la falta de control de impulsos.

¿Por qué seguimos comiendo cuando ya estamos llenos? ¿Por qué no sabemos decir basta? «Muchas veces, actuamos compulsivamente cuando tenemos delante comidas apetitosas o determinados alimentos, sobre todo aquellos que son ricos en grasa, azúcar o sal. Comemos incluso cuando estamos saciados. Nuestro estómago está lleno, pero nuestro cerebro sigue siendo voraz. ¿Por qué actuamos de esta manera? Es lo que pretendemos conocer con este estudio», exponen.

Psicólogos y nutricionistas buscan ahora entre 400 y 500 voluntarios para llevar a cabo este análisis. El único requisito es ser mayor de edad. No importa el sexo, ni la talla, ni el peso. «Nos interesa tener datos de población en general, con y sin sobrepeso, para poder comparar luego».

Los interesados solo tendrán que rellenar tres cuestionarios, uno sobre alimentación y los otros dos sobre aspectos psicológicos, de cuyo contenido los responsables del estudio prefieren no desvelar más para no condicionar las respuestas. Su respuesta no llevará, en cualquier caso, más de quince minutos. También tendrán que acudir un día a la consulta de las nutricionistas en Oviedo para que les tomen varias medidas corporales: peso, talla, porcentaje de masa corporal y contornos de cintura y cadera. Los responsables del estudio quieren que éste pueda tener una aplicación práctica en el día a día de las personas que sufren sobrepeso u obesidad, para saber «dónde podemos hacer una intervención más terapéutica» con ellas. «El objetivo es obtener unos resultados que puedan ayudar tanto a las personas que sufren la enfermedad como a los profesionales de la salud que están trabajando con ellos», destacan.

 

Ver Màs